El tiempo presente…

Dios no es amigo de la “cultura ojalatera”: “ojalá yo… , si hubiera hecho esto…” Pero es amigo del tiempo presente, del ahora, de “este preciso momento…” Siempre espera el que tomemos conciencia del presente en nuestra vida para acercarnos a El para darnos en el alma el abrazo más cariñoso que podamos imaginar.¿Por qué no ahora?. Esa es la razón del Tesoro del tiempo: instantes para amar a Dios y dejarnos amar por El , instantes que tienen eco desde ahora para siempre. Todas las actividades humanas realizadas desde esta òptica marcan huella en la eternidad porque son mi tributo de amor a mi Padre Dios Presente y Eterno. Aunque parezca difícil vivirlo -que lo es, porque nuestro ritmo de vida nos lleva a todo lo contrario-tenemos que tener el convencimiento de que «¡puedo, porque sé que Tú estás conmigo y lo quieres! para eso me has dado y me conservas la vida», de lo contrario, correr por correr, hacer por hacer,… es como usar un ventilador en el patio en dìa de viento..¡¡
El tiempo es un don pero desconocemos su duración. Por eso es tan importante que nos tomemos en serio el “hoy y ahora”, ya lo dice la sabiduría popular “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. Y esta actitud la tenemos que poner en práctica en nosotros mismos primeramente….ya que èste es nuestro material màs a mano para trabajar…vivir el ahora es esencial para estar en Dios y en la felicidad…ya que lo único que existe realmente es ese tiempo que estamos viviendo, y allì toma sentido el pasado y el futuro, que en sì mismo no existen sino que son proyecciones de lo que estamos viviendo en èste instante…sòlo recuerdos o proyectos, que no son malos, pero que no tienen realidad, los debemos utilizar para construir pero no basarnos en ellos…sino nos perderemos la maravilla del ahora y de dar respuesta a ese instante que reclama una respuesta de nuestra parte….y siempre una respuesta de Amor…como nos enseña Jesús…….El tiempo es la sucesión de instantes regalados por Dios para que con ellos le demos gloria, le amemos. El tiempo abarca todas las realidades humanas. Desde las que nos parecen más cotidianas, hasta las más trascendentales. No sabemos en cual de ellas el Señor nos llamará a su presencia:.«no sabéis el día ni la hora». No banalicemos el tesoro del tiempo y si lo hemos hecho, aprovechémoslo para tomar consciencia y recomenzar….imagesI665GIT7

Anuncios
de robmilenium

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s